Vivir cada día de tú vida como si fuera el último con acciones que salgan del corazón, siempre de la mano de Dios.

Yeimi Moya

238 días

Vivir cada día de tú vida como si fuera el último con acciones que salgan del corazón, siempre de la mano de Dios.

Comentarios

No hay ideas relacionadas